Aquí no se habla del Mío Cid, sino de "los Cid míos".

Aquí no se habla del Mío Cid, sino de "los Cid míos".
Los protagonistas de estas historias: Ramonín, Elaine y Camila (mi familia). IMPORTANTE: Ninguno fuma, y nunca lo hago cerca de ellos.

miércoles, 11 de marzo de 2009

Alquimia casera. Intentos pretéritos de elaborar tabaco para pipa en el hogar.

Una forma para no lograr tabaco aromatizado para pipas en casa.


Desde el año pasado le he dado vueltas a la idea de hacer mi propio tabaco para pipas en casa, al no existir comercio de este tipo en Cuba. Pero no ha sido tan sencillo. El tabaco cubano, magnífico para los puros habanos, mantiene tercamente un sabor fuerte (amargo y terroso, como lo catalogó magistralmente Javé una vez) al fumarse en pipa.

No vale hacer lo que normalmente hago: mezclar miel y ron, y luego untar el tabaco de puros que tengo y luego prensarlo un rato, secar algo y después a fumar ¡!! . No. Tampoco mezclar varios tipos de tabaco ya elaborados industrialmente para pipa (mezclas comerciales), que eso no me hace ninguna gracia, pues repito, acá no los hay.

Me planteé entonces, ser un verdadero alquimista, bajo las siguientes premisas:

- Usar solo tabaco natural cubano (digamos que a partir de un puro ya torcido, cortado en hebras).

- Darle aromaticidad (que sepa a cualquier cosa que uno quiera, qué sé yo: whisky ,chocolate, fresas, vanilla,etc).

- Que pierda el sabor amargo del tabaco habano.

- Que la preparación y posterior degustación del producto elaborado sea rápida (eso de: "tabaco para pipa instantáneo, sólo agreguele agua").

- Herramientas prohibidas: microwave, prensa, humidificadores, en fin, nada que no se pueda construir en casa. Se puede usar una hornilla de gas y una cacerola. Nada que consuma en su cocción cantidades extremas de aceite, gas o electricidad, que se jode la operación entonces.

En esa época, había tratado de hacerle varias cosas a mi tabaco cubano base: extracto de vainilla, picadura de cigarrillos mentolados, varios tipos de ron, azúcar derretido, etc, pero igual algo no queda bien. No sabía si "cocinarlo un poco" (una vez lo hice, pero no saló bien la cosa, y me quedó un chapapote que ni vean), o vaporizarlo con esencias de algo.... en fin.

No valía tampoco mencionar cómo se fabrican los tabacos de pipa " de verdad", porque no voy a coger un barril de cerezas, por ejemplo, y poner a fermentar hojas de tabaco por un año, o algo así. Tampoco ponerlos a ahumar en el cuarto de baño por un par de meses, o aberraciones industriales como esas....

A ver si les doy una pista: lo que quería (y quiero aún, que estoy en eso) es "simular" en laboratorio-casa, y de manera catalítica, la obtención de tabacos para pipa "de verdad". Por ejemplo, si el cavendish se obtiene de:"....fermentar el tabaco (previamente endulzado con azúcar, miel o melaza) bajo presión y calor o bien calentándolo con vapor de agua, manteniéndose así por varios días o incluso semanas.... " No podría yo endulzar el tabaco de puros con azucar diluida en agua o con miel, a lo mejor vaporizándolo.... y luego meterlo en una olla de presión por..qué sé yo... 40 minutos?

Lo de hacer salsas con ron y esencias, y luego atomizarlas en el tabaco, guardarlo por 4 o 5 días bien tapado, luego prensarlo por una semana, o algo de eso, repito que no me había salido bien.....
Bueno, pues un buen día del 2008 hice mi primer experimento "serio". Esperé a estar solo en la cocina de la casa, agarré un jarro metálico, un colador, tabaco de puros rallado, y algunos otros componentes que tenía a mano, para vaporizar una pócima aromática diluida en alcohol, a ver si de algo servía.

Todo en el mayor sigilo, pues la retorta alquímica era nada más y nada menos que el jarro de hervir la leche de Camila. Hasta la mitad de la vaporización todo fué la mar de bien (Elaine y los nenes durmiendo), pero es que no me pude aguantar y le agregué a la mezcla hirviente (ron+coca cola+ limón + canela) un poco de azúcar, y al final aquello empezó a echar humo negro por todos los lados, se hizo un caramelo que levantó a todos de la cama, y se pegó de tal manera ese chapapote (tenía bastantes hebras de tabaco que cayeron por el colador) al fondo del jarro, que todavía estoy dándole con un cincel a ver si afloja.

Al instante metí el tabaco en un frasco de cristal con cierre hermético. Lo curioso es que al cabo de 35 minutos de vaporizaciones de canela, aparte de mis mareos, el tabaco no se humedeció mucho, así que le eché dentro del frasco con el tabaco otro poco de Cuba Libre (sin el hielo), y ahí lo tuve unos días…….

En realidad, lo que le eché como base era un Cuba Libre que estábamos tomando en casa y mi esposa declinó la segunda tanda, así que esperé que fuera a dormir con los críos, y lo eché de cabeza en el jarro, y luego candela con él !!!. Pero me dió un no-sé-qué por tirarle canela dentro..... y lo del azúcar creo que fué lo que lo jodió..... (al jarro, digo, porque no sé cómo no se le pegó al tabaco).....

Por si fuera poco, el envase de cristal con cierre hermético que usé para guardar el tabaco fue....el de la canela !!!

Pero lo escondí bien......

Definitivamente, debía saber a canela. La evidencia del tufo dulzón que quedó por toda la casa (pelo y ropas incluidos) luego de cocinar mi pócima, indicaba que esto sería lo más acertado.
Se dice por ahí que la canela puede causar efectos afrodisíacos. Pensándolo bien, el usar esta especia durante el experimento sí que me trajo algunos efectos inmediatos:

- Saqué a los niños de la cama gritando como posesos: "Papá dulce, papá dulceeeeee...!!!", y a los tres segundos posteriores a esto, estaba mi mujer encrispada como una fiera peleándome por el jarro echado a perder con el chapapote de caramelo......

Pueden que esos sean efectos colaterales del poder afrodisíaco de la canela, pero a mí no me lo parece del todo.....

Luego, al par de días, saqué por la mañana el tabaco "inventado en casa" y lo puse a secar al sol (me gusta el tabaco sobre lo seco, con casi nada de humedad)…. mierda....NO FUNCIONO ¡!!!! Salió del frasco una cosa prieta, horrenda y viscosa, que no se sabía si era mejor fumársela, comérsela o untársela...... Eso sí, olía a canela que era una divinidad. Hoy día lo usamos como desincrustante/desinfectante para las lozas del baño.

Pero ya para este año tengo (actualmente en proceso) un par de proyectos más....HABRA SORPRESAS !!!!

3 comentarios:

beatriz dijo...

hola tengo un par de plantas de tabaco en casa y me gustaria saber como puedo hacer cigarrillo o conocer mas del tema

Poker Strip dijo...

What amusing topic

Carlos Cepeda dijo...

Ja, ja, ja, ¡qué bárbaro! No te imaginas la risa que me ha dado tu reseña, especialmente porque fuí fumador de cigarrillos, después de pipa y ahora aficionado al habano. Y todo ese proceso de intentar preparar el tabaco para pipa no me fué ajeno. Pero no desmayes, un día de esto lo lograremos.
Saludos cordiales hasta Cuba, tierra natal de mis antepasados.