Aquí no se habla del Mío Cid, sino de "los Cid míos".

Aquí no se habla del Mío Cid, sino de "los Cid míos".
Los protagonistas de estas historias: Ramonín, Elaine y Camila (mi familia). IMPORTANTE: Ninguno fuma, y nunca lo hago cerca de ellos.

viernes, 13 de febrero de 2009

La pipa en Cuba. Un mercado virgen.

Pues sí. Estas son algunas ideas al vuelo de cómo hacer algo para tratar de implementar un mercado de la pipa en Cuba. Bueno, con lo que no sé de negocios y marketting, se pueden llenar 10 vagones de ferrocarril, pero igual a lo mejor a alguien le sirve la idea....Por lo pronto, este escrito lo envié por e-mail a BRASCUBA Cigarrillos SA, Tabacuba, y Habanos S.A.:

Objetivo:

Creación de un mercado nacional de fumar en pipa a corto plazo (2009-2011). Producir y comercializar en Cuba productos totalmente de factura nacional (picadura para pipa y artículos de pipafumador) a precios asequibles que permitan un consumo masivo, el rápido establecimiento de un mercado estable, y en el futuro (2012-2015), la posibilidad de efectuar importaciones y exportaciones relativas a esta actividad comercial.

1.- Características actuales del mercado de la pipa en Cuba

El mercado de la pipa en Cuba está tan deprimido, que podemos considerarlo un mercado virgen. Es importante recordar que Cuba tiene una fuerte historia en cuanto al consumo de tabaco, fundamentalmente como habanos y cigarrillos, y lamentablemente, el uso de la pipa no ha tenido un gran arraigo, por lo que es muy difícil de que exista un comercio de este tipo a gran escala:

Pipas: En general, no se venden pipas en los comercios y estancos oficiales, salvo en raras ocasiones. Las pipas se pueden obtener en mercadillos al aire libre, junto con souvenirs, fabricadas artesanalmente con maderas cubanas (nunca brezo), y sus boquillas también son de madera. Estas pipas, en dependencia de la madera, del tamaño, la ornamentación, trabajo de tallado, etc, tienen precios que oscilan de los 4 a los 10 CUC.

Tabaco: Los comercios especializados, y estancos de tabaco (Casas del Habano, o Casas de Tabaco), tienen en existencias toda la amplísima gama de tabacos habanos y cigarrillos cubanos, así como adminículos para estos. El único tipo de tabaco que se vende en estos comercios para pipa, es el tabaco de puros habanos natural desmenuzado y prensado en pequeños paquetes, y la marca más común (y en muchos comercios la única) es Hoyos de Monterrey “La Excepción” de José Gener. El paquete más pequeño es de 4 onzas, a un precio de 1.90 CUC.

Accesorios: No se comercializa ninguno.

La materia prima o base para fumar en pipa es, por supuesto, la picadura, y al NO EXISTIR la más adecuada para su consumo en nuestro país, cualquier intento de cargar una pipa con tabaco habano, o con picadura de cigarrillos, es desastroso para el que quiera hacer el intento. El tabaco para pipa es un producto completamente diferente, y totalmente NUEVO y desconocido para el mercado cubano.
El tabaco habano convertido en picadura no es muy agradable para fumar en pipa, repetimos. Su sabor es amargo y terroso, y de manera general, es la antítesis del aroma que el fumador de pipa busca. Fumar en pipa requiere de paladear el tabaco, sin necesariamente aspirarlo, y para eso existen cientos o miles de combinaciones aromáticas en las labores de los tabacos para pipas. Aunque, si bien es un poco “fuerte” fumar este tipo de tabaco habano “natural” en pipa (es como fumar un puro), puede utilizarse convenientemente para “salsear” algunas mezclas, confiriéndoles robustez y un poco de amargor, y en muchos casos (especialmente en tabacos muy aromáticos), ayuda a evitar el picor en la lengua.”

1.1.- Causas de la poca comercialización/consumo.

Las causas pueden ser varias, aunque la principal podría ser la falta de una cultura de fumar en pipa, y la ausencia de una oferta adecuada. En realidad, hay poca o ninguna comercialización de tabacos especializados y productos para el pipafumador.

El tabaco (o su labor) no es el adecuado,y más bien es desagradable al gusto. Las pipas que se pueden comprar en mercados de artesanías no posee boquillas plásticas, solo de madera, lo que hacen un poco desagradable la “mordida”, y posterior fumada, al humedecerse la madera. También contribuyen al pesa de la pipa.

No existen tampoco adminículos para la limpieza y cuidado de las pipas, y menos conocimientos para fumar adecuadamente, que permitan el verdadero disfrute de este arte.

Es importante volver a insistir, en que la falta de tabacos adecuados para fumar en pipa es el factor de más peso en este problema. La picadura cubana que se comercializa en los estancos, no tiene suficiente acogida en el mercado nacional o internacinal, porque no está “tratada”, es decir, no está humidificada, fermentada, mezclada, aromatizada, o saborizada, etc), es simplemente, tabaco de puros, macerado para pipas, y como se ha dicho, no es un tabaco “agradable” de fumar en pipa. Si bien es grandiosa cuando forma parte de la tripa de un buen habano, al ser fumada en el hornillo de una pipa es realmente poco agradable. El que lo compra, debe, por ejemplo, utilizarlo para mezclar con otras labores de pipa (en pequeñas proporciones), o “untarlo” con miel y ron, por ejemplo, para darle un poco de sabor, o más bien, “rebajarle” el sabor amargo y terroso de este tipo de picadura cubana. También el corte de la hoja con el que se comercializa, es demasiado fino y poco uniforme para cargar pipas apropiadamente….
Esas son algunas de las razones por lo cual los indices de comercialización de este producto son bajos…

Todo esto ha creado en Cuba el prejuicio ciudadano de que el pipafumador es una persona generalmente de edad avanzada, que solo fuma puros desmenuzados (o enteros) en la pipa, con un olor desagradable y fuerte a tabaco y poca higiene (sin materiales, conocimientos ni elementos para limpiar, mantener, guardar o portar consigo las pipas), convirtiéndolo en un hábito más bien repulsivo, cuando es todo lo contrario en realidad.

1.2.- El arte de fumar en pipa.

Fumar en pipa no tiene nada que ver con las otras formas de consumir tabaco, y menos aún con el demonizado cigarrillo.

Al contrario que el cigarrillo, la pipa requiere un aprendizaje: fumar correctamente una pipa requiere conocer mínimamente la técnica. Cargar correctamente el tabaco, encenderlo y mantener la pipa encendida y a una temperatura uniforme son prácticas que sólo se dominan con la experiencia.

El cuidado y limpieza de la pipa misma también es de vital importancia, y demanda bastante tiempo. Es por este motivo que muchos fumadores de pipa consideran que esta actividad constituye un arte, además de una actividad social.

Algunos fumadores suelen agruparse en asociaciones, clubes o foros de Internet, y realizar torneos de fumada lenta o degustaciones de tabacos.

La expresión "pipafumador" suele usarse para referirse a una persona que fuma tabaco en pipa.

1.2.1.- Ventajas de fumar en pipa.

Los tabacos para fumar en pipa reciben un tratamiento que les permiten alcanzar matices de sabor no disponibles en otros tipos. Las combinaciones son infinitas, no solo por las mezclas (blends) de diferentes tipos de tabacos, sino por los aditivos saborizantes/aromatizantes que brindan una gama amplísima de sabores y olores en las labores de tabaco para pipa, que permiten al pipafumador catar o probar diferentes tipos de tabacos, o fumarlos en diferentes ocasiones, según sus gustos. Es muy raro que un pipafumador fume solo un tipo de tabaco para pipa por siempre, como generalmente ocurre con los fumadores de cigarrillos. También, hace que el ambiente alrededor del pipafumador esté perfumado o aromatizado agradablemente con el humo de la pipa, según la mezcla que se fume en el momento.

El ritual de fumar en pipa, y su disfrute, es comparable con el de los habanos, o al del vino.

Por otro lado, el tabaco que se fuma en pipa contiene menos cantidad de sustancias nocivas que el que usa para fabricar cigarrillos.

Fumar correctamente una pipa con una carga estándar de unos 3 gms de tabaco, significa unos 50 minutos de fumada, lenta y placentera, por lo que se debe disfrutar en lugares o momentos de calma y tranquilidad, por lo que no es posible fumar de la misma manera que con los cigarrillos.

2.- Productos relacionados con el arte de fumar en pipa

Los principales productos y accesorios que se relacionan con el arte de fumar en pipa (y son necesarios para el correcto desempeño de la fumada, su pleno disfrute y posterior mantenimiento de la pipa) son, a saber:

- Pipa
- Tabaco
- Atacadores y tríos
- Escobillas limpiapipas

2.1.- La picadura. Tipos de tabaco.

Muchas de las mezclas (blends) de tabacos para pipas usan como ingredientes de base tabacos Burley o Virginia en diversos grados de curación, a los que se agrega tabacos más "picantes" o con una intensidad o singularidad de sabor mayor. Entre éstos, los más comunes son la Latakia (un tabaco de sabor intensamente ahumado, curado con humo, originario de Chipre o Siria), el Perique (un tabaco muy picante que sólo se cosecha y elabora en una pequeña zona de Louisiana) o tabacos Burley y Virginia originarios de África, India o Sudamérica.

Tradicionalmente, las mezclas provenientes de EE. UU. se elaboran con tabaco Burley de ese mismo origen, a los que se añaden ingredientes aromáticos para producir unas mezclas más "dulces". En cambio, los tabacos de estilo inglés se elaboran sólo con tabacos Virginia de sabor natural, con el agregado de variedades de origen oriental como la Latakia. Existen otros estilos, como las mezclas danesas u holandesas, caracterizadas por producir tabacos muy aromáticos, fáciles de fumar para el principiante y más "amigables con el entorno" que una mezcla inglesa.

Además, la utilización de sprays o métodos de aromatizar artificialmente los tabacos con sabores tan disímiles como Vainilla, Chocolate, Cerezas, Whisky, Limón, Menta, etc. hacen las posibilidades infinitas, y de gran aceptación para todos los grupos etáreos de consumidores..

2.1.1.- Posibilidades nacionales de elaboración de picadura para pipa.

Además de la picadura de tabaco de habanos, que anteriormente hemos dicho que no es la más adecuada para fumar en pipa, sino más bien sirve como “salseador” o “sazonador” para adicionar en pequeñas proporciones a otras mezclas de tabaco y conferirles algunos matices, no existe otra materia prima en estos momentos disponible en Cuba, a menos que ese mismo tabaco sea curado y procesado químicamente, agregándole aromatizantes, etc, de manera que sea factible usarlo como tabaco para pipa.

2.1.1.1.- Picadura de tabaco nacional.

Se podría dar a la hoja de tabaco nacional un tratamiento similar a la elaboración nacional de cigarrillos “suaves” o “rubios” (tipo Virginia), sin agregarle los químicos requeridos para los fines de cigarrillos, sino más bien para aromatizar la labor. Generalmente, el corte de la hebra no es tan fino como el de los cigarrillos. He probado personalmente a utilizar la picadura de cigarrillos nacionales"suaves " (los de la marca "Aroma"), mezclada con miel, ron y extracto de Vainilla, luego puesta a "fermentar" unos días y luego secada al sol. Funciona bastante bien, teniendo en cuenta que es un proceso burdo y casero.

2.1.1.2.- Picadura a partir de sustitutos naturales del tabaco.

Existen varios sustitutos vegetales naturales, combustibles una vez convenientemente desecados, para fumar en lugar del tabaco. Por ejemplo, la lechuga, hojas de té, tusílago, cáscara de naranja, etc.

Pero existe una forma, patentada por el japonés Masaru Yagisawa en 1990 (U.S. Pat. No. 4969477), en la que se utiliza la fibra de la piña, que se desecha en el proceso industrial de fabricación de jugos y compotas, que da una serie de vejntajas y atracción por encima de las demás variantes sustitutiovas conocidas y utilizadas hasta ahora.

2.1.1.2.1.- Picadura a partir de los desechos de la piña (masa) en la fabricación industrial de jugos o compotas. Patente U.S. No.: 4,969,477 de 1990.

Esta invención, utilizando la masa fibrosa de la piña que se desecha industrialmente (en nuestro país se utiliza como pienso animal), garantiza un sustituto libre de nicotina para los fumadores, y con una apariencia, color, combustión y sabor muy similares al del tabaco tradicional, por encima de los otros sustitutos naturales utilizados hasta el momento.

El proceso es muy sencillo y barato, pues básicamente se trata de secar al sol la masa fibrosa desechada de la piña y luego pasar a cortar en hebras, y darle un tratamiento químico adicional si se desea “aromatizar”, o mezclar con tabaco real, para disminuir el contenido nicotínico de los cigarrillos, aumentar el volumen de picadura, etc.

2.1.1.2.2.- Ventajas del uso de sustitutos naturales del tabaco.

Entre las principales ventajas del uso de la picadura de piña para labores de pipa están, entre otras:

- Mezcla libre de nicotina. Muy atractiva para ganar mercado de consumo, y evitar perjuicios a la salud.

- Proceso muy barato de producción de la materia prima. En realidad, solo es obtener el desecho de la producción industrial de jugos de piña nacionales. Sería necesario contactar con los productores nacionales, y conocer los volúmenes de desechos de fibra de piña en la elaboración de compotas y jugos.

- Puede utilizarse además para la elaboración de cigarrillos (agregándoles los mismos aditivos que a los cigarrillos convencionales), o para mezclar con tabaco natural, de manera que disminuya el contenido nicotínico del volumen de picadura a ser fumado.

Las ventajas más detalladas aparecen en el documento de la patente original.

2.1.2.- Variantes posibles de mezclas de picadura nacional.

De todo esto, las principales variantes que podrán obtenerse en Cuba serían:

- Picadura de piña natural, con o sin aditivos saborizantes.

- Mezcla de picadura de piña con picadura de tabaco convencional, con o sin saborizantes o aromatizantes.

2.1.3.- Bolsas de picadura. Pesos y precios.

En general, las bolsas estándares de tabaco para pipa vienen para contener unos 50 gms de picadura. Luego, las de 100gms. El precio promedio de una bolsa de 50 gms está en los 7 USD. Una bolsa de este tipo, calculando unos 3 gms de carga por fumada de pipa, da para unas 20 fumadas, aproximadamente. Como una fumada en pipa, correctamente desempeñada, ocupa unos 50-60 minutos, normalmente los pipafumadores fuman de una a tres pipas al día (máximo), por lo que una bolsa puede durar un mes, más o menos.

De acuerdo a los costos con la piña o sus variantes, y buscando la creación rápida y segura de un mercado de consumo en Cuba, las bolsas de picadura nacionales de 50 gms no deberían nunca estar por encima de los 2 CUC.

2.2.- Las pipas cubanas y sus boquillas

Como decíamos al principio, las pipas que se comercializan en Cuba son fabricadas artesanalmente, con maderas cubanas (nunca brezo), y sus boquillas también son de madera.

2.2.1.- Las pipas cubanas.


Contar con una oferta estable de pipas y accesorios, es casi tan importante como garantizar la picadura.

Los pipafumadores, poco a poco y por lo general, van coleccionando pipas, y siempre deberán tener al menos tres de ellas, para poder rotarlas y dejar descansar y secar entre fumadas, especialmente los que usen pipas de madera nacional, que no son tan resistentes al fuego, o no están curadas como las pipas de brezo convencionales.

Por ello, se deberá trabajar (ya sea elaborando pipas de manera empresarial, o contratándolas a través de artesanos por el Fondo de Bienes Culturales, etc), en la creación inicial de una línea o marca de pipas cubanas, baratas, con boquillas plásticas, preferiblemente de formas clásicas, para que sean fácilmente adoptadas y reconocidas en el mercado a ser implementado.

Además de la madera, las pipas pueden elaborarse de diferentes materiales, y en nuestro país pudieran obtenerse productos de este tipo a partir de otras variantes artesanales, que igual se pueden trabajar según el procedimiento del párrafo anterior:

- Pipas de barro/cerámica.

- Pipas de maíz.

- Pipas de bambú

2.2.4.- Las boquillas.

Debido a lo poco estético e higiénico de las boquillas de madera, y que no se fabrican en Cuba otro tipo, es verdaderamente oportuno potenciar la fabricación de boquillas plásticas (metacrilato), o ebonita (caucho vulcanizado con azufre), que puedan ser vendidas a artesanos, o directamente en las tiendas de tabaco, o para la fabricación de pipas a ser comercializadas por las tiendas especializadas.

2.2.5.- Capacidad para filtros de 6 y 9 mm en pipas y boquillas.

Pensando en la posibilidad del uso de filtros en pipas, se deberá tener en cuenta los estándares de filtros para pipas a nivel mundial. El uso más común de estos filtros son los dediámetro 6 y 9 mm respectivamente, por lo que esto influirá necesariamente en los taladros de las pipas y las boquillas a ser comercializadas.

2.2.6.- Precios de pipas y boquillas.


Una pipa sencilla de madera cubana, con boquilla plástica no debería inicialmente subir por encima de los 10 CUC.

Las boquillas no deberían ser superiores a 1 CUC la unidad, pues esto impactaría desfavorablemente en el valor final de la pipa, no solo para la producción artesanal, sino para los artesanos privados, y en consecuencia, afectando al consumidor.

2.3.- Otros artículos para pipafumadores a producirse en Cuba.

Entre los demás adminículos y artículos asociados a la esfera de fumar en pipa están los siguientes:

- Los atacadores.
- Tríos metálicos.
- Escobillas limpiapipas.
- Filtros de 6 y 9 mm
- Tapas de cazoletas / rejillas.
- Escariadores.
- Bolsos portapipas.
- Armarios y reposapipas.
- Humidores y humidificadores de tabaco.

Todos estos artículos son relativamente sencillos de fabricar a niveles industriales (y artesanales) en Cuba, y sus costos son muy, muy bajos. El mercado de la pipa garantizaría el consumo de todos estos productos, con el consiguiente beneficio de las empresas, y/o artesanos involucrados en su producción, demás de hacer más placentero el proceso de la fumada al usuario final.

3.- Creación de un mercado. Estategia (2009-2011).

3.1.- Producción de picadura y artículos. Garantía de oferta estable y variedad de productos.

3.1.1.- Estudios de factibilidad, mercadeo, costos. Coordinaciones con empresas y fábricas nacionales.

3.1.1.1.- Posibles productores, estatales y privados.

3.2.-Creación artificial de la demanda (a corto y mediano plazo).

3.2.1.- Creación de Pipa-Clubs. Primer Pipaclub en Ciudad de La Habana.

3.2.2.- Impresión de brochures comerciales y explicativos.

3.2.3.- Artículos en la prensa especializada. Uso de Internet.

3.2.4.- Capacitación y creación de una cultura sobre el arte de fumar en pipa a los comerciales, vendedores, etc, de las cadenas de tiendas especializadas en tabaco y artículos para fumadores.

3.2.5.- Impresión de artículos y libros sobre el arte de fumar en pipa.

3.2.6.- Campaña de lanzamiento del producto de picadura de piña, a partir de las ventajas que ofrece sobre el tabaco, como sustituto o complemento (en mezclas).

3.2.7.- Mantener precios bajos y competitivos, en una gama de productos de mediana calidad, para garantizar la penetración masiva en el mercado de los mismos, y una estabilidad en el consumo.

3.2.8.- Promoción a los “kits” de iniciación de fumar en pipa. Promoción de “combos” para regalos.

3.3.- Mejora y especialización del mercado (largo plazo).

3.3.1.- Contratación de expertos internacionales.

3.3.1.1.- Blenders

3.3.1.2.- Fabricantes de pipas y accesorios.

3.3.2.- Importación de variedades de tabaco para elaborar mezclas propias nacionales.

3.3.3.- Importación de marcas comerciales de tabaco para pipa.

3.3.4.- Exportaciones.

A ver qué sale !!!!


Favor disculpar redacción, errores, poca visión de negocios y demás barbaridades. Que no soy empresario !!!

2 comentarios:

Molinarte dijo...

me gusto mucho la experimentación en casa, hacerlo uno mismo es lo máximo...es extraño la poca difusión de la pipa en la isla rebelde...pese a su tradición tabaquista de su gente y sus héroes.

Edgar Daniel dijo...

Muy buen proyecto, espero que se lleve a cabo, yo soy Guatemalteco y acabo de empezar a fumar pipa tambien despues de fumar cigarrilos durante muchos años y es una experiencia incomparable. Espero comprar pipas y tabaco cubano pronto